viernes, 24 de octubre de 2008

Improvisando





En Granada, en la sala la Chumbera. Performance en la que participaron Shahar Dor, The Little Queens & Cía, Barnaby Tree, Patricia Cabrero, Esmeralda Llinares, Mirko, Lior formando parte del Granada Impro Festival 2008.

Me conmueve ver a las personas abrirse de ese modo. Totalmente vulnerables, dejando salir lo que sea que su alma quiera contar en ese momento. Más aún, siendo tocados por las voluntades de los que les rodean, dejando que despierten algo, dejando que transformen la propia intención. Se escuchan. Para eso es necesario la ardua tarea de limpiar bien toda la cera de los oídos.

Lo que de esa interacción sale no se puede poner en palabras (me corrijo, yo no puedo ponerlo en palabras). Lo que a mí me sugiere sólo lo puedo poner en risas, sonrisas, lágrimas, pelos de punta, sudores, calor en el pecho, ojos de plato, bostezos, ganas de gritar...

Estos son unos vídeos tomados con una cámara de escasas posibilidades técnicas, pero en fin, algo es algo. El instrumento que toca la chica de en medio es un hang, instrumento suizo que fue creado hace no mucho, y que me encantó. Y la chica, Lior, también me encantó, despedía una fuerza increíble.



3 comentarios:

Trice dijo...

Me encanta que bailen de espaldas, está bien no contagiarse y ver como cada una interpreta la música a su manera.
El instrumento ese, el hang, es precioso, y me encanta el acompañamiento vocal, de verdad!
esto de la improvisación es una locura, a veces es dificil de ver, pero otras te regala momentos únicos. Es lo que tiene vivir en el instante...
madre mía con la pelirroja, es un gozo verla.

Cris (burbuja) dijo...

Pelillos de punta?? no, que va!!!.. por qué?! jeje ;) Ay ese arte!!!! madremía!!!!! Ole y ole!!

rafael dijo...

Hoooola Pulsatilla!Muchas gracias por las rcetas, suenan deliciosas y les pienso dedicar un precioso articulo con bellas fotografias en www.yogacreativo.com.
Gracias también por mostrarme el atajo que lleva a vuestro precioso blog, del cual me hago fan desde ya!
aquí tienes el articulo que te llevo prometiendo desde hace un mes con el intigroso titulo:
"Es curativa la música de Kitaro?"