sábado, 25 de octubre de 2008

Burbujas y huecos de ventanas


Me sentía burbuja, y buscando una foto de mí misma he caído en una guía rápida de hacer burbujas (hombrequemira.blogspot.com) .. mañana lo intentaré a ver qué sale :)


Parece que sí he estado ausente, cazando burbujas supongo..


Flotan, todo es suave, nada es brusco, no hay prisa, flotan, y a veces se encuentran, a veces no, y cuando se encuentran primero se acarician, y cuando se conocen suficiente, si les gusta, se fusionan y comparten contenido y continente, formando una burbuja más grande, diferente, hasta que por el simple flotar y cambiar de forma, alguna porción decide separase, llevándose un poco de unas, otro poco de otras y dejando también mucho, o menos mucho, de sí misma... es una burbuja nueva, que tal vez se encuentre con otra, tal vez se fusionen, tal vez no, o tal vez, tras mucho tiempo flotando sin encontrar nada, se reencuentre con la misma burbuja de la que formó parte, que será ya otra.. y todo flotando, sin prisa..


Parece que sí he estado ausente, dejando el hueco de las ventanas... se me había olvidado este espacio, siendo franca, totalmente olvidado.. merece la pena por lo bonito de sentir la caricia de recordarlo...
Vuelvo a la burbuja, no sé por cuanto tiempo... porque me siento muy ligera, y creo que me gusta dejarme flotar...
Si me ausento de nuevo, es porque este espacio necesita más huecos de ventanas, para mirar mucho hacia fuera... hacia fuera.. hasta que el flotar me traiga otra vez
Cris (burbuja)

viernes, 24 de octubre de 2008

Improvisando

video



En Granada, en la sala la Chumbera. Performance en la que participaron Shahar Dor, The Little Queens & Cía, Barnaby Tree, Patricia Cabrero, Esmeralda Llinares, Mirko, Lior formando parte del Granada Impro Festival 2008.

Me conmueve ver a las personas abrirse de ese modo. Totalmente vulnerables, dejando salir lo que sea que su alma quiera contar en ese momento. Más aún, siendo tocados por las voluntades de los que les rodean, dejando que despierten algo, dejando que transformen la propia intención. Se escuchan. Para eso es necesario la ardua tarea de limpiar bien toda la cera de los oídos.

Lo que de esa interacción sale no se puede poner en palabras (me corrijo, yo no puedo ponerlo en palabras). Lo que a mí me sugiere sólo lo puedo poner en risas, sonrisas, lágrimas, pelos de punta, sudores, calor en el pecho, ojos de plato, bostezos, ganas de gritar...

Estos son unos vídeos tomados con una cámara de escasas posibilidades técnicas, pero en fin, algo es algo. El instrumento que toca la chica de en medio es un hang, instrumento suizo que fue creado hace no mucho, y que me encantó. Y la chica, Lior, también me encantó, despedía una fuerza increíble.



video

domingo, 19 de octubre de 2008

No hay escondite


"El violín es un sismógrafo implacablemente honesto del corazón. Cuatro cuerdas extendidas sobre la caja sonora de madera ponen 32 kilos de presión sobre ésta; esta energía almacenada amplifica cada matiz de peso, equilibrio, fricción y tono muscular mientras el músico pasa el arco sobre la cuerda. Cada estremecimiento y cada movimiento refleja los más mínimos impulsos inconscientes del músico. No hay nada oculto en el violín... en ese aspecto es como la matemática, imposible simular. El sonido que sale del instrumento es un sensible detector de mentiras y un sensible detector de verdades"

Free Play. Stephen Nachmanoitch.




Me topé con este párrafo según abrí un libro que encontré por casualidad, matando el rato porque me habían dejado encerrada en una casa que apestaba a gatos. No hay mal que por bien no venga.

Me parece tan acertado. Y me encanta la idea de que se puede extender a todo. Nuestro cuerpo habla, cada movimiento, cada gesto o mirada, nos delata. Quizás las palabras sean lo más manipulable, lo que más capacidad tiene para escapar al detector de mentiras. Aún así, todo código es descifrable.

Y todos desciframos, sin darnos cuenta la mayor parte del tiempo. Lo que pasa es que en ese proceso, mezclamos con nuestros propios códigos, con nuestro inconsciente, y el resultado suele alejarse de la realidad. Si es que existe una realidad independiente de nosotros, que no lo sé.

A menudo experimento que cambiando uno sólo de mis códigos, mi lectura del mundo cambia completamente. Eso a veces me da esperanza, y otras veces me asusta.

viernes, 17 de octubre de 2008

Ella es mi postre de ciruelas



Ella es mi escarabajo sagrado
Ella es mi cripta de amatista
Ella es mi ciudadela lacustre
Ella es mi palomar de silencio
Ella es mi tapia de jazmines
Ella es mi langosta de oro
Ella es mi kiosko de música
Ella es mi lecho de malaquita
Ella es mi medusa dorada
Ella es mi caracol de seda
Ella es mi cuarto de ranúnculos
Ella es mi topacio amarillo
Ella es mi Anadiómena marina
Ella es mi Ageronia atlantis
Ella es mi puerta de oricalco
Ella es mi palanquín de hojas
Ella es mi postre de ciruelas
Ella es mi pentagrama de sangre
Ella es mi oráculo de besos
Ella es mi estrella boreal.




Palabras así de resonantes le dedica Carlos Edmundo de Ory a su esposa... poeta que he descubierto gracias al reinohueco de la pequeña delirio (merci).



La ilustración es de Adriana Mufarrege: Luna (acrílico sobre lienzo).

domingo, 12 de octubre de 2008

El sol del membrillo



Una buena recomendación me ha llevado por fín a ver El sol del membrillo (Víctor Erice, 1992), justísmo retrato del pintor Antonio López.


Algo de frustración debo de tener yo con esto del arte, porque me conmueve sobremanera ver a un artista haciendo lo propio. Parece que quien se consagra a una disciplina hiciese de ello una necesidad casi fisiológica, un pacto de vida. El resultado es un accidente pero el proceso casi te trasciende.


En la película, Antonio López vive mientras pinta su membrillero. Observa meticuloso, día tras día, como cambia su árbol, adáptandose (cuerdas, marcas y plomadas mediante) a los caprichos del tiempo (sí, en ambos sentidos de la palabra).

De ahí supongo mi sentimiento de desazón: de lo inexhorable y lo efímero...

He visto una foto actual de Antonio (me lo voy a permitir, después de verle en su intimidad le siento familiar) y me he sorprendido al ver que estos 16 años también han pasado por su carnes y sus anejos (y al instante me viene a la cabeza el fotograma del membrillo caído en el suelo, camino de su descomposición). Pareciese que no nos merecemos el deterioro ni la muerte. Igual lo que pasa es que no nos merecemos ser membrillo.

viernes, 10 de octubre de 2008

Weinmeisterstraße: Elly und Münzstraße: Harm




Me he topado a estos dos personajes en el blog Stil in Berlin. Gente de a pie, cogida de "improviso" por las calles berlinesas, haciendo arte con su forma de vestir. Gente bonita y plural. Échenle un vistazo a la lista de "street style blogs", cada ciudad tiene el suyo. Aquitectura viviente de una ciudad!

martes, 7 de octubre de 2008

Pregunta número 261



Señale la respuesta correcta:

a) La medicina es mi vida.
b) Mi vida es la medicina.
c) Mi medicina es la vida.
d) Todas las anteriores son correctas.
e) Todas las anteriores son falsas.




lunes, 6 de octubre de 2008

Cuando el dolor enciende (y no apaga)


Hoy he imaginado el sufrimiento (el mío, como muchas de las sensaciones que me animan, en el centro de mi pecho) como un cúmulo luminoso. Cada persona que amo, con el suyo. Ubicado en diferentes lugares de su anatomía. Y lo más hermoso: proyecciones, como barras fluorescentes, conectándonos. Alimentándonos. Y me he/han consolado.


Alegoría del invierno de Remedios Varo.




sábado, 4 de octubre de 2008

Dedicado al Jardín de las Delicias


Cuántas cosas. Digo cosas para decir experiencias, sentimientos, personas, descubrimientos. Por dónde empezar.

El día que decidí hacer la primera llamada no podía imaginar lo que encontraría al otro lado de la puerta a la que estaba llamando. Confiaba en que se abriría, y así fue.

Me quedé sorprendida, muy gratamente, por una realidad distinta. Bueno, más que una realidad, personas. Con una palabra expreso lo que más tocó: búsqueda. Fue como entrar en un laboratorio donde se investigan posibilidades. Curiosidad por la vida, ilusión. Movimiento.

Sí se puede. Me lo creo cuando me lo dices. Lo he respirado.

Delicias y aledaños.

Al mismo tiempo , se fueron abriendo otras puertas hacia dentro. Por algunas entraba aire fresco. Otras dejaron pasar vendavales, que arrastraban ramas caídas y arrancaban malas hierbas. Alguna me dio en las narices y me hizo daño.

Uy, me viene la pena. Está salada, mmm, pero el regustillo final es dulce.

También me he sorprendido a mí misma. Uno se sorprende cuando crece. Las plantas lo tienen claro, hacia el sol. Pero yo tengo infinitas direcciones para elegir. Unas veces las eliges y otras veces parece que te eligen a ti. Y a mí esta vez me ha pillado desprevenida. Y me alegro.

¿Me encogerán las tetas ahora?

En fin, que sois geniales. Espero que os llegue.

Saludos desde la Aldea del Arce.