martes, 30 de diciembre de 2008

Estos sí que se lo pasan bien.

Me han traído sonriendo hasta casa y ahora me complace poder compartirlo. El disco entero garantiza un buen rato.


domingo, 28 de diciembre de 2008

Des-entendido

Tendemos a pensar que si algo va mal es porque no lo estamos haciendo bien. Igual no hay más donde rascar.

Hoy no tengo nada constructivo que añadir, lo siento.

miércoles, 24 de diciembre de 2008

malabárico


En nombre de mi alma genero ondas sonoras
Lingüista del silencio sintónico poético
amo sus piros y amo mis terios fonológicos
Sin duda soy un lo un co un malabárico
desatando las sílabas lavadas en la música
Nochemente en primera persona oigo yorar
y en el arrullo del silencio discrimino
los timbres inauditos de mi acústica estética
Tristoy tristestoy por eso hablo increíble
como un ángel borracho de onomatopeyas
Nunca el gastar palabras sellará lo sentir
No miento el sentimiento con voces mundanales
ni soy pico de oro ni poeta gramático
Todo soñar sonoro trae sorpresa y prodigio
y basta con llamar las cosas por sus cumbres
Mi cristeza me dicta fonemas suficientes
Hace ya mucho tiempo que mi alma es de tristal
Hoy reflejo los dichos de la lírica libre
La expresión de un ser vivo se inventa cada vez.



Carlos Edmundo de Ory
.
.
.
La ilustración es de Ken Wong

lunes, 22 de diciembre de 2008

Opuestos que se tocan, contradicciones que conviven



Caos y orden, quietud pasmosa y aceleración vertiginosa, calor asfixiante y frío gélido.. sin oxígeno porque quizá no haga falta (que me he quedado sin respirar un momento!! vaya...) , colapso inminente y expansión sin rumbo fijo aunque siempre hacía afuera (si no, cómo??), tiempo y espacio ilimitados (¿?)... futuro, pasado y presente... ¿no es todo lo mismo?...








No sé si siento que forma parte mi, o yo de ello.... Me veo ahí, dentro de esa inmensidad, siendo arrastrada por no sé qué fuerza ajena y lejana a mí, y al mismo tiempo arrastrándolo, en el interior de alguno de esos lugares microscópicos de uno mismo que aún no tienen nombre, con mi propia fuerza (que tampoco sé de donde sale y lo de "mía" es por decir algo, que ya que he empezado con el "mi mi mi" pues sigo)...



Pues oye, que parece que gira!




Sin más, ahí quedó eso.




PD: y ahora lo realmente importante, apasionante y desconcertante: parece o no una rodaja de cebolla??!! ;)



Cris (cebolla)

sábado, 20 de diciembre de 2008

Aprendiendo a abrir puertas y a estarse "quieto"


Primavera, verano, otoño, invierno...y primavera. Kim Ki-Duk


No apta, o quizá especialmente indicada, para el que no disfrute mirando el horizonte, dejándose invadir por el sonido del aire y del agua y por el silencio de la tranquilidad y la inmensidad del paisaje; todo ello sin ensordecerse por el ruido intracraneal que no pensar en nada y en todo al mismo tiempo produce.



No apta, o quizá especialmente indicada, para el que se sorprenda viendo que hay puertas donde no esperaríamos que las hubiera, y que si están ahí es para abrirlas, atravesarlas y volverlas a cerrar, o no, en lugar de bordearlas por muy fácil, sencillo y obvio que parezca... que no haya necesidad de abrirlas para seguir avanzando no quiere decir que estén donde están sin motivo alguno... Si no aprendemos a usarlas probablemente nos las sigamos encontrando en el camino, y quizá un día nos encontremos con una que no se pueda bordear y no haya forma de avanzar sin abrirla... espero que ese día la puerta no sea tan pesada ni yo esté tan cansada como para no poder hacerlo ;)


No apta, o quizá especialmente indicada, para el que piense que el tiempo es lineal... todo es ciclíco, parece que la primavera siempre vuelve, y no inventamos nada.. sólo (y menos mal) reinventamos. Y qué afortunado el apoyo del que reinventó antes que nosotros, para abrirnos los ojos a las consecuencias de nuestras reinvenciones, que no somos capaces de ver en el momento de reinventar =) Y qué afortunado el ejemplo del que reinventa ahora, para terminar de ver lo que no supimos ver en el momento de reinventar nosotros.


A partir del otoño me pierdo un poco, me entran ganas de levantarme del sofá y pensar en otras cosas (mi propio ruido interno que no sé gestionar) ... y el invierno siento que me queda lejos... y luego todo vuelve a empezar de nuevo, pero todo es diferente.. familiar pero distinto...


El perro, el gallo, el gato... la serpiente como he dicho me queda lejos.. vamos entendiendo según vamos viviendo, supongo. Quizá por eso quiera un gato =D


Y es que el que no puede estarse quieto... en gran parte es porque no puede o sabe gestionar su propio ruido interno.. y lo "disfrazamos" sin saberlo de actividad. Y un salto a la medicina: ejemplo de ello, extremo y que dentro de la Pediatría es una de las patologías que más dudas me genera, aunque ya menos que antes, ... el TDAH (trastorno de déficit de atención e hiperactividad), "curioso" que se trate con derivados anfetamínicos... en palabras de un niño ya en tratamiento, consciente de que está mejor: ¿por qué estás mejor, qué sientes? "Tranquilidad", de su propio ruido interno entiendo yo. Suena contradictorio pero parece que tiene sentido, no?
Los niños no dejarán de sorprenderme con la sensatez de sus respuestas y de sus comentarios, qué alegría!! y cuánto podemos aprender de ellos!! Lo dejo para otro día y otra entrada de Lecciones de niños, que he aprendido muchas en unos meses ;)

lunes, 8 de diciembre de 2008

Cebollas, espacios imposibles y paredes blancas

Una capa más de pintura blanca en la pared y parece nueva...



Una capa menos de imágenes y decoración del pasado... hoy ya he almacenado en cajas estrellas, paisajes de Monet y Van Gogh, algún dibujo de Paris y otro de monos de colores, una ilusión óptica desconcertante y más nebulosas, para ya en otro momento decidir o no si serán reutilizadas... parece una vuelta a atrás pero con mucho más en los bolsillos!!, todo más limpito en cuanto eche a lavar los pantalones ;)



DEFINITIVAMENTE SOMOS CEBOLLAS!!!!!



Y esta es una de esas imágenes de "mi pasado" que supongo que reutilizaré, aunque en cualquier caso, como las demás, permanecerá aunque no la tenga delante de los ojos.




Según dé la luz.. o según miremos, veremos sólo las hojas en la superficie de un río, o además de las hojas veremos el reflejo de los árboles a los que pertenecieron y que bordean el río... y si tenemós aún más suerte, como en esta litografía, veremos además de las hojas en la superficie, y del reflejo de los árboles, el pez que nada bajo la superficie!!



Y eso, que según miremos nos perdemos más parte o menos de la realidad que tenemos delante.. sólo me faltan, creo, las piedras del fondo del río... o.. espera, y los bichitos que se coma el pez, los renacuajillos nada que te nada.. me ayudáis a enumerar?? así perderemos menos parte de esa realidad, que a mí todavía me cuesta abrir los ojos y paso por alto muchas cosas ;) Gracias por la ayuda!!



Escher y sus espacios imposibles, sus figuras que se encajan unas con otras formando un todo en el que es difícil distinguir los límites.. tal vez no los haya!! tranformándose... como la vida misma no? Me resulta increíble dejarme perder en su obra (os animo a ello si aún no lo conocéis!)

Pececillo cebolleta, aquí sigo! Con menos capas.. o con más.. como buena cebolla!!

Remedio de la abuela para la tos nocturna: parte una cebolla por la mitad y déjala en la mesilla de noche ;)

Cris (cebolla)

viernes, 5 de diciembre de 2008

De los intereses en general, del VPH en particular.



"El márketing del miedo que están promoviendo los fabricantes de la vacuna contra el virus del papiloma humano y la connivencia de las administraciones públicas en su promoción y venta está dando sus frutos. No dispongo de datos concretos, de estadísticas de su implantación, aunque quizá sea significativo el comentario que hace unos días, al concluir mi conferencia en la Feria de Alimentación y Salud de Balaguer (Lleida) me hacía una madre preocupada: mi hija es la única de su clase a la que no se la van a poner. Esta mujer quería que yo volviera a repetirle a su hija, esta vez en vivo y en directo, lo que he publicado en las últimas semanas sobre el asunto. La pequeña, de hermosos y despiertos ojos azules, me miraba atenta y de su boquita de pezqueñín, venciendo la inocencia de sus 11 años, surgió un: lo he leído todo. Madre e hija estaban mejor informadas que yo por lo que no hizo falta añadir nada. Pero se quejaban con amargura de la presión psicológica a la que les someten los demás padres del centro donde estudia la niña por no haber aceptado el voluntario mandato de compañías vendedoras y gobiernos. Esta escena me consta que está repitiéndose desde que la citada vacuna se aplica, ya digo, voluntariamente. Y en general, ocurre con cada acto de vacunación. Los padres que deciden libremente no vacunar a sus hijos suelen ser vistos como seres que no quieren a sus pequeños o asociales o alternativos, gente rara desconfiada en la que no se puede confiar.

Pero pese a que una vez más intenta imponerse la ley del más fuerte -que no tiene porqué ser el que más razón lleve-, lo cierto es que multitud de profesionales sanitarios a los que no puede acusarse de no querer a sus hijos o de ser asociales, ni siquiera de “alternativos” en la mayor parte de los casos, dudan de la idoneidad de aplicar la vacuna contra el virus del papiloma humano y así lo manifiestan públicamente. Algunos de ellos incluso proponen medidas concretas para actuar al respecto.(...)


(...) Por último, de momento, los responsables políticos de los servicios sanitarios no deben quedar impunes a la decisión que han tomado de implantar la vacunación con un preparado tan polémico. En plena crisis, cuando no se están renovando contratos a médicos y enfermeras en los centros sanitarios, que se están recortando gastos de hostelería y confort en los centros, cerrando consultas y servicios sanitarios en horario de tarde en atención primaria y tantas otras cosas, no puede aprobarse un gasto tan grande en vacuna contra papilomavirus. Una vacuna, como advierten los profesionales sanitarios críticos, de dudosa efectividad, dudosa seguridad y que puede comprometer los programas de cribado.(...)"



Artículo de Miguel Jara, periodista independiente que trata temas relacionados con la sanidad y la industria farmacéutica, en www.rebelion.org


Yo, y muchas otras, soy un ejemplo de que esa vacuna tiene una utilidad muy dudosa. La vacuna que se comercializa cubre unos serotipos determinados (16, 18, 6 y 11), que, mira por donde qué mala suerte, no son los que prevalecen en España. Reconozco que he leído pocos estudios sobre los serotipos del VPH, pero con los datos que me dio mi ginecólogo de momento me basta. Este buen hombre, que como mínimo lleva 10 años en su profesión, no tiene ni una paciente, ni una, con los serotipos 16 y 18. Yo tengo el 56 (hay tipos como churros!), si me hubiese vacunado antes de empezar mi promiscua vida, no habría debido ser menos cuidadosa ni dejar de ir al ginecólogo cada año para detectar a tiempo la rebelión que el virus pretendía crear en las células de mi querido cuello del útero.

En resumen, que nada ha cambiado demasiado (salvo que una jugosa cantidad de dinero del que dispone el Sistema Nacional de Salud español ha pasado a manos de determinadas farmacéuticas) , hay que seguir tomando las precauciones posibles y seguir yendo al ginecólogo todos los años, sin preocuparse ni asustarse innecesariamente!

Os dejo el enlace al
blog de Miguel Jara, que tiene cosas interesantes.

Pregunta 159. Sujeto de alto riesgo

¿Cuál de los siguientes factores NO se asocia a un incremento del riesgo de muerte por suicido?

1) No ser creyente.
2) Ser militar.
3) Haber sido diagnosticado de depresión.
4) Ser mujer.
5) Ser médico.

MIR 2006-2007..................................RC:?
.
.
.
Y de pronto me he sentido incómoda con esta pregunta...

domingo, 30 de noviembre de 2008

Alumbramiento


Me gusta ese lugar donde el tiempo se para y la vida se abre paso a latidazos.

De nuevo, Víctor Erice.

jueves, 27 de noviembre de 2008

Egon detrás del espejo

“Cuando me vea en mi totalidad, tendré que verme yo mismo, saber yo mismo qué es lo que quiero, no sólo lo que me ocurre, sino hasta donde llega mi capacidad de ver, cuáles son mis instrumentos, cuales son las sustancias misteriosas que me configuran y cuales son las que predominan, qué es lo que reconozco y lo que hasta ahora he reconocido en mí mismo (…) me veo evaporarme y expirar cada vez con más fuerza, las oscilaciones de mi luz astral se aceleran, se vuelven más repentinas, sencillas y similares a un gran reconocimiento del mundo. Así produzco a partir de mí mismo siempre más, siempre cosas más amplias, ilusiones eternas, siempre y cuando el amor, que lo es todo, me enriquezca de este modo y me conduzca allí donde instintivamente me siento atraído, lo que quiero arrancar de mí mismo para aportar otra vez algo nuevo, lo que he percibido a través de mí mismo” Egon Schiele.
.
.
.
.
.
La carne está sobrevalorada. Puede que la vida también. Y yo soy una yonki de la belleza (una temerosa de lo deforme).
¿Estamos dispuestos a buscar nuestra verdad? ¿y si tropezamos con un autorretrato inesperado, incluso monstruoso?
¿cuánto de dispuestos estamos a tolerarlo en el de enfrente (ese otro espejo)?
No vamos a estar más limpios, ni más cerca, por empeñarnos. Acontecemos, simplemente.

viernes, 21 de noviembre de 2008

Defender la alegría

Defender la alegría como una trinchera
defenderla del escándalo y la rutina
de la miseria y los miserables
de las ausencias transitorias
y las definitivas

defender la alegría como un principio
defenderla del pasmo y las pesadillas
de los neutrales y de los neutrones
de las dulces infamias
y los graves diagnósticos

defender la alegría como una bandera
defenderla del rayo y la melancolía
de los ingenuos y de los canallas
de la retórica y los paros cardiacos
de las endemias y las academias

defender la alegía como un destino
defenderla del fuego y de los bomberos
de los suicidas y los homicidas
de las vacaciones y del agobio
de la obligación de estar alegres

defender la alegría como una certeza
defenderla del óxido y de la roña
de la famosa pátina del tiempo
del relente y del oportunismo
de los proxenetas de la risa

defender la alegría como un derecho
defenderla de dios y del invierno
de las mayúsculas y de la muerte
de los apellidos y las lástimas
del azar
y también de la alegría.

Mario Benedetti

Hoy, probablemente también mañana.

Me busco entre las cenizas del fuego que yo misma me prendí.

domingo, 16 de noviembre de 2008

Títeres












¡¿Qué tendrán estas marionetas...?!



Felicidades a la preciosa de los ultrarizos.

martes, 11 de noviembre de 2008

Diagnóstico diferencial

"Cuando Florentino Ariza la vio por primera vez, su madre lo había descubierto desde antes de que él se lo contara, porque perdió el habla y el apetito y se pasaba las noches en claro dando vueltas en la cama. Pero cuando empezó a esperar la respuesta a su primera carta, la ansiedad se le complicó con cagantinas y vómitos verdes, perdió el sentido de la orientación y sufría desmayos repentinos, y su madre se aterrorizó porque su estado no se parecía a los desórdenes del amor sino a los estragos del cólera. El padrino de Florentino Ariza, un anciano homeópata que había sido el confidente de Tránsito Ariza desde sus tiempos de amante escondida, se alarmó también a primera vista con el estado del enfermo, porque tenía el pulso tenue, la respiración arenosa y los sudores pálidos de los moribundos. Pero el examen le reveló que no tenía fiebre, ni dolor en ninguna parte, y lo único concreto que sentía era una necesidad urgente de morir. Le bastó con un interrogatorio insidioso, primero a él y luego a la madre, para comprobar una vez más que los síntomas del amor son los mismos que los del cólera. Prescribió infusiones de flores de tilo para entretener los nervios y sugirió un cambio de aires para buscar el consuelo en la distancia, pero lo que anhelaba Florentino Ariza era todo lo contrario: gozar de su martirio."


Esto lo escribe Gabriel García Márquez en El amor en los tiempos del cólera.

Como éste, cuántos otros males del cuerpo son reflejo de males del corazón o del alma, puede que todos o casi todos... Me emociona la tarea del médico de desenredar la maraña que le presenta el paciente, convencido de su historia, o no, pero seguro que contando todo menos la verdad de su sufrimiento. Lo pondrá en forma de dolores, espasmos, insomnio, sudores... también en emociones y pensamientos, obsesivos a veces. Algo que aprendí hace no mucho y que creo que no se me olvidará, es que lo que hay que escuchar es lo que no dice el paciente. Así de fácil.

Espero que nadie saque de esto la conclusión de que el Vibrio Cholerae no existe.

domingo, 9 de noviembre de 2008

Camino

Interpretación e inconsciencia, así avanzamos por la vida… unos menos tiempo que otros, todos la distancia que somos capaces (tiempo y distancia, hay que ver qué parámetros usamos, como si pudiéramos medir las cosas..) y según las circunstancias en que nos veamos inmersos… Circunstancias de las que no somos dueños mientras no nos demos cuenta de hasta qué punto lo somos, hasta qué punto influimos... con las armas que se nos ofrecen, tristemente a veces parece que sin alternativa, y que nos permitimos usar pensando que nos facilitan, aunque terminen poniéndonos la zancadilla (o nos la ponen desde siempre pero tardamos en darnos cuenta).




Imagen: Camino lleno de curvas




Y ya no es cuestión de vida o muerte, es cuestión del día a día. Y no es cuestión de crítica o no crítica, es cuestión del mensaje que a cada uno le llegue… y hay películas que dicen nada o poco, pero esta grita mucho, y en muchos lenguajes, en muchos registros, dejándolo al alcance de todo el que quiera/pueda escuchar.

En mi humilde opinión, el toque de terror sobrenatural de ciertos momentos está un poco de más, pero quizá sea uno de los mensajes que aún no he procesado. Bombardeo de vivencias, salí del cine bloqueada, y tardé tiempo en poder articular alguna palabra diferente de “castración”… emocional supongo.

Y es curioso que el personaje que más felicidad me inspira sea el que parece que más sufre… admite su inconsciencia y escucha, y oye…es el único que parece oír… tal vez no sea “feliz” pero es capaz de al menos intentar atreverse a serlo. Y los momentos de terror me sobran porque bastante terror me produce ya darme cuenta de lo difícil que es dejarse a uno mismo escuchar, llegar a oír… sin nuestro propio ruido, sin el ruido de los que nos rodean y que, francamente creo yo que sin ninguna mala intención, pretenden (pretendemos, como yo ahora mismo….) decirnos cómo son las cosas

Interpretamos, sin ser conscientes… pero no hay verdad, más que la que uno pueda/quiera ver, más que aquella que uno decida consciente o inconscientemente que no se trata de una interpretación… no es que se equivoque, pero sólo ve una parte. Y no está bien ni está mal, simplemente está. Nos empeñamos en hacer “el bien”, tal vez si nos empeñáramos menos saldrían mejor las cosas.

En resumen: he tardado en disipar la tensión y asimilar lo que vi y lo que me produjo, de hecho aún sigo en ello jeje, pero me ha encantado. Recomiendo verla y que cada uno interprete, al fin y al cabo eso es lo que hacemos con todo ;)

Cris (burbuja)

sábado, 25 de octubre de 2008

Burbujas y huecos de ventanas


Me sentía burbuja, y buscando una foto de mí misma he caído en una guía rápida de hacer burbujas (hombrequemira.blogspot.com) .. mañana lo intentaré a ver qué sale :)


Parece que sí he estado ausente, cazando burbujas supongo..


Flotan, todo es suave, nada es brusco, no hay prisa, flotan, y a veces se encuentran, a veces no, y cuando se encuentran primero se acarician, y cuando se conocen suficiente, si les gusta, se fusionan y comparten contenido y continente, formando una burbuja más grande, diferente, hasta que por el simple flotar y cambiar de forma, alguna porción decide separase, llevándose un poco de unas, otro poco de otras y dejando también mucho, o menos mucho, de sí misma... es una burbuja nueva, que tal vez se encuentre con otra, tal vez se fusionen, tal vez no, o tal vez, tras mucho tiempo flotando sin encontrar nada, se reencuentre con la misma burbuja de la que formó parte, que será ya otra.. y todo flotando, sin prisa..


Parece que sí he estado ausente, dejando el hueco de las ventanas... se me había olvidado este espacio, siendo franca, totalmente olvidado.. merece la pena por lo bonito de sentir la caricia de recordarlo...
Vuelvo a la burbuja, no sé por cuanto tiempo... porque me siento muy ligera, y creo que me gusta dejarme flotar...
Si me ausento de nuevo, es porque este espacio necesita más huecos de ventanas, para mirar mucho hacia fuera... hacia fuera.. hasta que el flotar me traiga otra vez
Cris (burbuja)

viernes, 24 de octubre de 2008

Improvisando

video



En Granada, en la sala la Chumbera. Performance en la que participaron Shahar Dor, The Little Queens & Cía, Barnaby Tree, Patricia Cabrero, Esmeralda Llinares, Mirko, Lior formando parte del Granada Impro Festival 2008.

Me conmueve ver a las personas abrirse de ese modo. Totalmente vulnerables, dejando salir lo que sea que su alma quiera contar en ese momento. Más aún, siendo tocados por las voluntades de los que les rodean, dejando que despierten algo, dejando que transformen la propia intención. Se escuchan. Para eso es necesario la ardua tarea de limpiar bien toda la cera de los oídos.

Lo que de esa interacción sale no se puede poner en palabras (me corrijo, yo no puedo ponerlo en palabras). Lo que a mí me sugiere sólo lo puedo poner en risas, sonrisas, lágrimas, pelos de punta, sudores, calor en el pecho, ojos de plato, bostezos, ganas de gritar...

Estos son unos vídeos tomados con una cámara de escasas posibilidades técnicas, pero en fin, algo es algo. El instrumento que toca la chica de en medio es un hang, instrumento suizo que fue creado hace no mucho, y que me encantó. Y la chica, Lior, también me encantó, despedía una fuerza increíble.



video

domingo, 19 de octubre de 2008

No hay escondite


"El violín es un sismógrafo implacablemente honesto del corazón. Cuatro cuerdas extendidas sobre la caja sonora de madera ponen 32 kilos de presión sobre ésta; esta energía almacenada amplifica cada matiz de peso, equilibrio, fricción y tono muscular mientras el músico pasa el arco sobre la cuerda. Cada estremecimiento y cada movimiento refleja los más mínimos impulsos inconscientes del músico. No hay nada oculto en el violín... en ese aspecto es como la matemática, imposible simular. El sonido que sale del instrumento es un sensible detector de mentiras y un sensible detector de verdades"

Free Play. Stephen Nachmanoitch.




Me topé con este párrafo según abrí un libro que encontré por casualidad, matando el rato porque me habían dejado encerrada en una casa que apestaba a gatos. No hay mal que por bien no venga.

Me parece tan acertado. Y me encanta la idea de que se puede extender a todo. Nuestro cuerpo habla, cada movimiento, cada gesto o mirada, nos delata. Quizás las palabras sean lo más manipulable, lo que más capacidad tiene para escapar al detector de mentiras. Aún así, todo código es descifrable.

Y todos desciframos, sin darnos cuenta la mayor parte del tiempo. Lo que pasa es que en ese proceso, mezclamos con nuestros propios códigos, con nuestro inconsciente, y el resultado suele alejarse de la realidad. Si es que existe una realidad independiente de nosotros, que no lo sé.

A menudo experimento que cambiando uno sólo de mis códigos, mi lectura del mundo cambia completamente. Eso a veces me da esperanza, y otras veces me asusta.

viernes, 17 de octubre de 2008

Ella es mi postre de ciruelas



Ella es mi escarabajo sagrado
Ella es mi cripta de amatista
Ella es mi ciudadela lacustre
Ella es mi palomar de silencio
Ella es mi tapia de jazmines
Ella es mi langosta de oro
Ella es mi kiosko de música
Ella es mi lecho de malaquita
Ella es mi medusa dorada
Ella es mi caracol de seda
Ella es mi cuarto de ranúnculos
Ella es mi topacio amarillo
Ella es mi Anadiómena marina
Ella es mi Ageronia atlantis
Ella es mi puerta de oricalco
Ella es mi palanquín de hojas
Ella es mi postre de ciruelas
Ella es mi pentagrama de sangre
Ella es mi oráculo de besos
Ella es mi estrella boreal.




Palabras así de resonantes le dedica Carlos Edmundo de Ory a su esposa... poeta que he descubierto gracias al reinohueco de la pequeña delirio (merci).



La ilustración es de Adriana Mufarrege: Luna (acrílico sobre lienzo).

domingo, 12 de octubre de 2008

El sol del membrillo



Una buena recomendación me ha llevado por fín a ver El sol del membrillo (Víctor Erice, 1992), justísmo retrato del pintor Antonio López.


Algo de frustración debo de tener yo con esto del arte, porque me conmueve sobremanera ver a un artista haciendo lo propio. Parece que quien se consagra a una disciplina hiciese de ello una necesidad casi fisiológica, un pacto de vida. El resultado es un accidente pero el proceso casi te trasciende.


En la película, Antonio López vive mientras pinta su membrillero. Observa meticuloso, día tras día, como cambia su árbol, adáptandose (cuerdas, marcas y plomadas mediante) a los caprichos del tiempo (sí, en ambos sentidos de la palabra).

De ahí supongo mi sentimiento de desazón: de lo inexhorable y lo efímero...

He visto una foto actual de Antonio (me lo voy a permitir, después de verle en su intimidad le siento familiar) y me he sorprendido al ver que estos 16 años también han pasado por su carnes y sus anejos (y al instante me viene a la cabeza el fotograma del membrillo caído en el suelo, camino de su descomposición). Pareciese que no nos merecemos el deterioro ni la muerte. Igual lo que pasa es que no nos merecemos ser membrillo.

viernes, 10 de octubre de 2008

Weinmeisterstraße: Elly und Münzstraße: Harm




Me he topado a estos dos personajes en el blog Stil in Berlin. Gente de a pie, cogida de "improviso" por las calles berlinesas, haciendo arte con su forma de vestir. Gente bonita y plural. Échenle un vistazo a la lista de "street style blogs", cada ciudad tiene el suyo. Aquitectura viviente de una ciudad!

martes, 7 de octubre de 2008

Pregunta número 261



Señale la respuesta correcta:

a) La medicina es mi vida.
b) Mi vida es la medicina.
c) Mi medicina es la vida.
d) Todas las anteriores son correctas.
e) Todas las anteriores son falsas.




lunes, 6 de octubre de 2008

Cuando el dolor enciende (y no apaga)


Hoy he imaginado el sufrimiento (el mío, como muchas de las sensaciones que me animan, en el centro de mi pecho) como un cúmulo luminoso. Cada persona que amo, con el suyo. Ubicado en diferentes lugares de su anatomía. Y lo más hermoso: proyecciones, como barras fluorescentes, conectándonos. Alimentándonos. Y me he/han consolado.


Alegoría del invierno de Remedios Varo.




sábado, 4 de octubre de 2008

Dedicado al Jardín de las Delicias


Cuántas cosas. Digo cosas para decir experiencias, sentimientos, personas, descubrimientos. Por dónde empezar.

El día que decidí hacer la primera llamada no podía imaginar lo que encontraría al otro lado de la puerta a la que estaba llamando. Confiaba en que se abriría, y así fue.

Me quedé sorprendida, muy gratamente, por una realidad distinta. Bueno, más que una realidad, personas. Con una palabra expreso lo que más tocó: búsqueda. Fue como entrar en un laboratorio donde se investigan posibilidades. Curiosidad por la vida, ilusión. Movimiento.

Sí se puede. Me lo creo cuando me lo dices. Lo he respirado.

Delicias y aledaños.

Al mismo tiempo , se fueron abriendo otras puertas hacia dentro. Por algunas entraba aire fresco. Otras dejaron pasar vendavales, que arrastraban ramas caídas y arrancaban malas hierbas. Alguna me dio en las narices y me hizo daño.

Uy, me viene la pena. Está salada, mmm, pero el regustillo final es dulce.

También me he sorprendido a mí misma. Uno se sorprende cuando crece. Las plantas lo tienen claro, hacia el sol. Pero yo tengo infinitas direcciones para elegir. Unas veces las eliges y otras veces parece que te eligen a ti. Y a mí esta vez me ha pillado desprevenida. Y me alegro.

¿Me encogerán las tetas ahora?

En fin, que sois geniales. Espero que os llegue.

Saludos desde la Aldea del Arce.

martes, 30 de septiembre de 2008

La Ruta Natural

De Álex Pastor.

Gracias por abrirme puertas.

domingo, 28 de septiembre de 2008

Sin título

"Observen el vuelo de la abeja. Va de flor en flor, hace sus libaciones. Ustedes se enteran de que va a transportar en sus patas el polen de una flor al pistilo de otra flor. Eso leen en el vuelo de una abeja. En un vuelo de pájaros que vuelan bajo -se le llama un vuelo, pero en realidad es un grupo a cierta altura- leen que se acerca una tempestad. Pero ellos ¿leen acaso? ¿Lee la abeja que ella sirve para la reproducción de las plantas fanerógamas? ¿Lee el pájaro el augurio de la fortuna, como se decía antes, o sea, de la tempestad? Ése es el asunto. Después de todo, no se puede afirmar que la golondrina no lea la tempestad, pero tampoco es seguro."

Jacques Lacan, "La función de lo escrito"



Y yo digo. Yo sí quiero leer en mis movimientos, en lo que digo y en lo que hago. No necesariamente de forma intelectual, ni procesado todo por mi mente racional. Supongo que hay infinitos modos de ser consciente. Tampoco esto implica querer tenerme bajo control, creo.

Definitivamente quiero hacerlo y sigo buscando la manera.

The palace of curtains II




René Magritte, NYC-MoMA.

jueves, 18 de septiembre de 2008

Monocular



Vivimos en la confianza de que algo nos sostenga más allá de lo que vemos. Pero vivimos en la defensa de saber que nada nos sostiene más allá de la mirada.


Miguel Ángel Ramos.


La ilustración es de Esra Roise.

domingo, 14 de septiembre de 2008

Ríos y Mareas

Dificil tarea la de hablarles de esta película. Dos veces la he visto y aún dejando tiempo desde la última, no he sido capaz de encontrar un ápice de serenidad para comprenderla. Porque me ha emocionado, y mucho. No voy a tratar de describir la obra de este ecultor, ni a admirar su presencia, ni su verbo. Tampoco quiero perderme en adjetivos enormes (¡que los he ido coleccionando durante la semana!), ni en hablarles de esa parte de mi que tan certeramente agita (porque conecta con algo tan familiar y a la vez tan grande: ¡bendita esperanza para este mortal cuerpecillo!) y que me incapacita para buscar la palabra y el concepto.
Porque quiero que vayan a verla, y que sea el mismo Andy Goldsworthy quien se defina. Y después me cuentan.


martes, 9 de septiembre de 2008

De conflictos y de forma

Qué poco nos gusta arriesgar. Cuánta mesura ponemos en proyectar una imagen (ideal-adaptable). Y qué anticreativo es, coño. Qué traición más grande a lo que somos (o no somos, quién sabe). La solución no pasa por inhibir nuestros fraudes, sino precisamente por probar las ilimitadas alternativas de ser o de decidir que podamos recrear. Y afrontar nuestra incompetencia o nuestra vulgaridad, identificarnos (y por qué no admirarnos) en nuestra insignificancia. Quizás a partir de entonces entremos en el juego que de verdad mola, el de conformarnos con tenernos como espectador (como único espectador) y entre tanto ensayo (y tanto error) quizás sorprendernos, y quizás también vibrar, como si estuviesemos cerca de eso que llamamos VERDAD, y que no es otra cosa que recordar que estamos vivos.
Y me enfado, porque en lugar de encontrar maneras de rev/belarme, tan solo soy capaz de im-posturas. Y ahora empiezo a hablar en singular. Menudo juego de tramposos, y que trampas más bonitas se me ocurren, de esas que casi no se notan, de las que te hacen parecer que estás libre de ellas para poner en evidencia al de enfrente. Porque siempre trata del otro, ¿ves?. Volvamos al singular...

La fotografía es de Marcelo Aurelio.

sábado, 6 de septiembre de 2008

Me revuelve

Apoyó los codos en la mesa y la mejilla en un brazo con languidez. Se permitió cerrar los ojos y evocó los días en que había visto llegar a casa a Manuela de especial buen humor y entonces había desconfiado. Así era la vida de la clase media, ese chico, Goyo, debería saberlo: nada en exceso, pero menos que nada el entusiasmo del cónyuge, su entusiasmo nos disuelve, se dijo, y acercándose a la pérdida de la conciencia reconoció que las secuelas de la visita del ecuatoriano al principio le habían parecido satisfactorias.

La inquietud y la melancolía de Manuela eran
más llevaderas que su entusiasmo.


Fragmento del libro El padre de Blancanieves de Belén Gopegui

The Earth Suit Anomaly


Esta ilustración, como la de nuestra cabecera es de Olena Shmahalo.

viernes, 5 de septiembre de 2008

Castillos de arena

Aquí estoy dispuesta a aportar mi granito de arena, mi "ladrillito", a este espacio... para construir lo que salga, aunque no sea castillo, porque me parece muy interesante la propuesta de dejar de construirlos en el aire...

Por el momento no sé muy bien qué puedo aportar además de mis puntos suspensivos, mis comillas y mis paréntesis... probablemente empezaré por el tejado, o añadiendo capas a los cimientos (si es que se llaman así, que de pronto lo dudo) como estoy haciendo ahora... sé que a veces me apetecerá sentarme en la orilla y moldear, otras observar como añadís torres o fosos, otras simplemente ver como sopla el viento y cambia la forma de lo que construyamos... porque cambiará, como todo, aunque no lo busquemos... a veces hay incluso que arriesgarse a derruir lo que uno a edificado, para sentir uno mismo bajo sus propios pies lo que las olas pudieran sentir el día previo (y así aprender a no culparlas por ello) cuando hubo que abandonar el castillo (fruto del trabajo de todo un día!!) al caer el sol para volver a la mañana siguiente y encontrar sólo un montículo mojado y ni rastro de la bandera construida con un palillo de dientes y el lazo que se cayó del bañador...


Y después de soltaros uno de los traumas de mi infancia del cual sigo aprendiendo mucho ;) y que, por otra parte, creo bastante común a todos aunque no lo recordemos (si a alguien no le ha pasado nada parecido, obviando lo del lazo del bañador, que me lo haga saber), os dejo pensando en ello (jeje) hasta que coloque un nuevo "ladrillito", espero no tan "denso aunque breve" como este, pero sobretodo con más forma ;)

(el dibujo lo he encontrado en una página educativa con dibujos para colorear =) y lo he coloreado yo!!! jajaja llevo todo el día queriendo ayudar a pintar los nuevos dibujos de las paredes del Hospital Infantil, pero no lo tuve en cuenta al elegir profesión, así que ha sido una mañana frustrante... ahora ya, después de colorear esto, estoy contenta otra vez =D )
Cris (ladrillito)

jueves, 4 de septiembre de 2008

El Clavo

El señor Valéry conocía a personas arrogantes, y no le gustaban.

Para el señor Valéry, arrogante era la persona que se creía mejor que su tarea, ya se tratara de servir mesas, escribir o pintar un cuadro.

El señor Valéry explicaba:

- Conozco a personas que van por la calle como si hicieran un favor al acto de caminar. Es peligroso creernos mayores que nuestra tarea -explicaba el señor Valéry.

- Si nuestra tarea consiste en fijar un clavo en la pared...(y dibujaba)




-... y nos creemos más inteligentes que esa tarea, corremos el riesgo de fallar el golpe y dar de lleno en nuestro propio dedo.


- Pero tampoco podemos considerarnos menos inteligentes que nuestra tarea, pues por inhibición corremos el riesgo de fallar de nuevo, y así volver a dar de lleno en nuestro propio dedo.


-Por eso -concluía el señor Valéry-, yo me considero, en cualquier situación, al mismo nivel que la tarea. Ni soy su jefe, ni soy su empleado. Mi tarea y yo somos cosas con igual inteligencia que en un momento dado comparten destino. Y nada más.


El señor Valéry, tras esta disertación filosófica, se quedó sin alieto de tan feliz que estaba.





Extracto de El señor Valéry de Gonçalo M. Tabares (colección El barrio de los artistas).


miércoles, 3 de septiembre de 2008

declaración de INTENCIONES

Aunque en esta nueva era ciber-tecnológica lo raro es no tener un blog (de hecho la gente los tiene a pares), he de reconocer que estoy viviendo esto como un pequeño acontecimiento...
Creo que de alguna forma resume la bonita intención de tomar como ejercicio el mirar hacia afuera, observar y traducir, obligarnos a estar atentos y en contacto con el mundo.
Sin saber muy bien cuál será el resultado de este pequeño proyecto (dudo que sea uno, y probablemente estará en constante cambio) me aventuro a decir que será un lugar tan plural como sus integrantes, lleno de reflexiones y de poesía (sin caer en cusilerías, ¡claro!)....y sobre todo una excusa para descubrise (¡que bonita palabra!).


Pues nada, solo me queda darnos/les la bienvenida y ¡desear que disfruten tanto como nosotros!


martes, 2 de septiembre de 2008

Empezar por el principio

La intención podría ser lo primero. La mía es sacar de mí y ver qué sale. Abrir compuertas y compartir.

Pongamos que lo segundo es la razón, el porqué de esa intención. Asunto algo más complejo. Para empezar, porque ha sido una propuesta muy bien hecha. También porque me apetece. Crear algo, supongo. Juntas. Hacer algo con todo lo percibo o leo o veo día a día.

Y lo tercero es hacerlo. Sin más pretensiones.
¡Gracias bonita!