sábado, 4 de octubre de 2008

Dedicado al Jardín de las Delicias


Cuántas cosas. Digo cosas para decir experiencias, sentimientos, personas, descubrimientos. Por dónde empezar.

El día que decidí hacer la primera llamada no podía imaginar lo que encontraría al otro lado de la puerta a la que estaba llamando. Confiaba en que se abriría, y así fue.

Me quedé sorprendida, muy gratamente, por una realidad distinta. Bueno, más que una realidad, personas. Con una palabra expreso lo que más tocó: búsqueda. Fue como entrar en un laboratorio donde se investigan posibilidades. Curiosidad por la vida, ilusión. Movimiento.

Sí se puede. Me lo creo cuando me lo dices. Lo he respirado.

Delicias y aledaños.

Al mismo tiempo , se fueron abriendo otras puertas hacia dentro. Por algunas entraba aire fresco. Otras dejaron pasar vendavales, que arrastraban ramas caídas y arrancaban malas hierbas. Alguna me dio en las narices y me hizo daño.

Uy, me viene la pena. Está salada, mmm, pero el regustillo final es dulce.

También me he sorprendido a mí misma. Uno se sorprende cuando crece. Las plantas lo tienen claro, hacia el sol. Pero yo tengo infinitas direcciones para elegir. Unas veces las eliges y otras veces parece que te eligen a ti. Y a mí esta vez me ha pillado desprevenida. Y me alegro.

¿Me encogerán las tetas ahora?

En fin, que sois geniales. Espero que os llegue.

Saludos desde la Aldea del Arce.

4 comentarios:

v dijo...

mi niña arce.
todavía no sé si es lo que creo que es.
yo también estaba desprevenida.
me hablas de ti misma, me hablas de los últimos meses, de una pulsatilla que crece y crece sin parar. que me asombra cada día.
admiro tu fuerza, tu capacidad de análisis. tu entereza que no se deshace con el llanto, que supera al llanto, que lo retuerce y lo aplasta.
eres una fuerza andando, desprendes una energía inasible, y si por un momento te creyeses lo que vales, creo que podrías arrasar el mundo y crecer en todas direcciones. como las plantas hacia el sol, pero también como sus raíces hacia la tierra.
y como yo crezco hacia ti, contigo, a tu lado.
queriéndote tanto. infinito.

en mi dirección estás tú, charlotte.

La faz del adversario dijo...

that's the angels... they're coming down for us from heaven

dicen que cuando las cosas son tomadas por alguien reciben parte de su esencia, de su alma.. y que no te puedes deshacer de ellas así como así, es como un contra-don que alguien recibe y al que permanecerá inexorablemente unido...
ahora, imagina la de cosas que has tocado en Delicias...

Un beso

Anónimo dijo...

nunca te habia leido asi, es como si no estuvieses más bloqueada, es cierto que creces y contigo la capacidad de transmitir, de hacer estremecer, de comprender, de sentir. poco a poco dejas de estar atragantada con la vida, la deslees, la haces tuya, solo puedo quedarme maravillada ante una realidad tan evidente, y es que hoy eres más grande, más esfera, y verte, tenerte cerca transmite no solo fuerza sino también alegría

Muriática dijo...

Ahora sí que soy yo. Me da la impresión que es ahora cuando empiezo a conocerte. Quizás estoy descubriendo la parte de mí que es capaz de re-conocerte. Cada vez que uno se ilumina deja desnudo al del lado. Te quiero, bonita.